in

MOVILIZACIÓN CONTRA EL ROBO DESCARADO DE LAS AFP

Desde la dación del Decreto Legislativo Nº 25897 el 27 de noviembre de 1992, que crea las Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones -AFP-, siendo presidente de la República el delincuente Alberto Fujimori Fujimori y Ministro de Economía y Finanzas Carlos Boloña Behr, así como su modificatoria mediante la Ley Nº 26636, promulgada el 22 de junio de 1994, siendo Presidente del Congreso Constituyente Democrático, el reo en carcel Jaime Yoshiyama Tanaka; es decir, hace 27 años que las AFP vienen disponiendo a su real antojo del dinero de los trabajadores, quienes obligatoriamente tienen que aportar su dinero a estas administradoras. Grupo de empresarios que vienen enriqueciéndose con los aportes obligatorios de los trabajadores estatales y del sector privado, sin que ellos, los verdaderos propietarios vean ni disfruten de su dinero, muchos de los cuales han fallecido sin lograr ningún beneficio por los aportes efectuados a las AFP.

Cuando se promulgó la ley 25897 se concedió un plazo extraordinario de dos años para que los trabajadores eligieran si se quedaban en la ONP (Oficina de Normalización de Pensiones) del IPSS (Instituto Peruano de Seguridad Social); vencido este plazo, todos quedaban obligatoriamente incorporados a las adminstradoras AFP y los trabajadores que se incorporaban a la actividad productiva pública o privada, tienen que designar obligatoriamente a que AFP pertenecer.

Los millones de soles que recaudan las AFP sirven y han servido para que los empresarios que constituyeron empresarialmente las AFP, se enriquezcan y dispongan del dinero ajeno a su antojo, haciendo inversiones de toda naturaleza, con la venia y a los ojos del Sistema de Banca y Seguros -SBS-, disfrutando del dinero de los trabajadores, mientras que los dueños del dinero, no la ven ni disfrutan de su dinero.

El sistema es leonino, cerrado y obligatorio, pues nadie puede retirarse ni solicitar su dinero. Sólo se ha autorizado poder retirar un porcentaje de los aportes únicamente para fines de vivienda. Muchos de los aportantes han fallecido sin haber disfrutado del producto de su trabajo, cuando ante su mirada e impotencia, los propietarios de las AFP sí lo hacen a sus anchas.

Para tener derecho a una ínfima pensión de jubilación, hay la obligación de haber aportado efectivamente durante un mínimo de 20 años a las AFP; pero, esta insana obligación de temporalidad en la aportación no es el único abuso que contiene la ley, sus modificatorias y ampliatorias, sino que para cobrar la bendita pensión se tiene que tener 65 años de edad. Veamos un ejemplo: Ud. ya acumuló 20 años de aportes pero solamente tiene 45 años de edad, entonces no tiene derecho a solicitar la pensión de jubilación, pues le faltan 20 años de espera para poder hacerlo.

Sin embargo, los varones podrían solicitar una pensión de jubilación adelantada si tienen 55 años de edad y 50 años las mujeres, pero entonces esta pensión adelantada será inclusive más diminuta que cuando tuviera 65 años de edad. Una burla y un robo descarado al trabajador.

Dicho esto, podemos llegar al convencimiento que, si empezaste a trabajar tardíamente, es decir, conseguiste por fin un trabajo estable a los 35 años, tendrás que trabajar de pronto hasta más allá de los 70 años para poder acumular los 20 años mínimos de aportes; injusticia más grande no puede haber, porque esto propicia a que las AFP te roben descaradamente tu dinero y tú, trabajador aportante, puedas morir sin haber disfrutado de tu dinero logrado con tu sacrificada labor, mientras los dueños de las AFP sí lo hacen a su regalada gana, sin que nada puedas hacer para impedirlo.

Ante esta situación que resulta intolerable en un estado democrático de derecho constitucional, no podemos seguir consintiendo que las AFP se lleven fácilmente tu dinero. Hay la necesidad de que los trabajadores de todos los sectores y el pueblo en general se declaren en movilizaciones permanentes y las organizaciones sindicales y federaciones, organicen y convoquen a una HUELGA NACIONAL INDEFINIDA, para obligar al gobierno oligarca y proimperialista, a que emita una Ley disponiendo el retiro del total del dinero aportado por los trabajadores a las AFP y su desafiliación.

Sin luchas no hay victorias. No se puede esperar que el Ejecutivo, es decir, el Presidente de la República, ni los congresistas presenten y aprueben una ley de esta naturaleza, porque al interior de los poderes del estado existen lobistas que protegen el robo de las AFP y no les interesa el sufrimiento del sacrificado trabajador, además que en el congreso están los fujimoristas y apristas que siempre han negociado con las grandes empresas a espaldas y contra el pueblo. ¡¡ MOVILIZACIONES PERMANENTES ES LA VOZ !!.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

López Obrador: «Declaramos formalmente el fin de la política neoliberal» en México

Gobierno de Nueva Zelanda acuerda reformas para ley de armas tras atentado a mezquitas