in

Acusan a cooperativa de crédito de estafar a clientes para quedarse con sus viviendas



La Cooperativa de Ahorro y Crédito San Isidro de Pachacámac (Acresip) fue acusada de presunta estafa a sus clientes, con la entrega de préstamos sin la necesidad de firmar un documento para luego cobrar la deuda obteniendo las propiedades de estas personas.

Según el reportaje de Punto Final, el acusado es Juan Francisco Cueva Sánchez, dueño y gerente de la Acresip, que se encuentra en la lista de cooperativas con solicitudes de disolución y liquidación, según la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Incluso, recibió la ayuda del notario Juan Landi Grillo.

PUEDES VER SBS: 174 Cooperativas de Ahorro y Crédito han solicitado su registro para seguir operando

Entre los que acusan a Cueva Sánchez está Estanislao Paz, quien fue su vecino en los Cedros de Villa, en Chorrillos, aunque perdió su casa posteriormente.

Paz, importador de autos, señaló que Juan Cueva le entregó dos préstamos que sumaban 41 mil dólares, sin firmar un documento. No obstante, este último le indicó después que los accionistas de la cooperativa pidieron que se realice un contrato por la deuda, en el que le insinuó a Paz para que hipoteque su vivienda.

PUEDES VER SBS: Aprueban el reglamento general de las Cooperativas de Ahorro y Crédito

Estanislao Paz aceptó y realizó los pagos, aunque era era ‘saldada’ a ocho razones sociales, todas de Cueva Sánchez, por lo que este pidió que le cancele la deuda. Cuando Paz decidió vender su casa en Chorrillos, el dueño de Acresip ofreció 120 mil dólares, aunque no le pagó, gracias a que le hizo firmar una dación de pago, notariado por Juan Landi, cuya oficina se encuentra en el edificio donde está la cooperativa San Isidro de Pachacámac.

Dalila Suárez también acusó de estafa a Juan Cueva. Ella recurría a préstamos de la Acresip, aunque con la enfermedad de su madre solicitó 152 mil soles a pagar en cinco años. Cuando quiso cancelar parte de esta en un adelanto, el gerente de la cooperativa pidió que se deposite el monto total.

PUEDES VER Más de 100 cooperativas de ahorro y crédito se han registrado en la SBS

Acresip realizó la propuesta de comprar la casa de Dalila Suárez, en Villa El Salvador, aunque por 35 mil soles, especificando que “cualquier otro bien que tenga también se lo va a quitar”, señaló la afectada. Ella rechazó ese contrato.

En el caso de Alberto Benel, dueño de un hotel en Miraflores, este recibió un préstamo de la Acresip, sin documento a firmar. Sin embargo, indicó que Juan Cueva, con la ayuda del notario Juan Landi, quiso que le entregue el edificio, valorizado en 4 millones de dólares, ofreciéndole un pago por este. Benel rechazó la propuesta, alegando que habían documentos en el que le falsificaron la firma. Pese a las demandas de Cuevas Sánchez, el Poder Judicial falló a favor propietario miraflorino.

Juan Cueva sostuvo que, en el caso de Estanislao Paz, se pagó por la casa mediante una dación de pago y que la diferencia económica fue entregada “en efectivo”, pese a que este último negó haber recibido algún monto. En el caso de Alberto Benel, sostuvo que esta persona ganó porque “tenía amigos en el Poder Judicial”, aunque aun no paga la reparación civil, además de tener una propiedad embargada.



Source link

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Elecciones en Ecuador revelan que el ‘correísmo’ se mantiene vigente | Mundo | Elecciones

Al menos cinco heridos tras impacto de cohete en una vivienda en el norte de Tel Aviv