in

Review | Lo bueno, lo malo y lo feo de My Friend Pedro



Devolver Digital siempre apadrina proyectos únicos, ya sea por su estética, temática o jugabilidad. Y My Friend Pedro, de los suecos de DeadToast, no es la excepción.

Este videojuego, exclusivo de PC y Nintendo Switch, se une a la ya extensa lista de títulos independientes que busca hacerse un hueco en las preferencias del público. Y mal no le ha ido: en su primera semana en el mercado, ya ha vendido 250 mil copias.

¿Qué tal es el juego?, ¿de qué trata? Los invito a seguir leyendo.

Lo bueno

En My Friend Pedro, controlamos a un sujeto que, bajo la influencia de su amigo Pedro -un plátano parlante-, se abre paso entre cientos de enemigos en sangrientos tiroteos. La descripción que hace DeadToast es acertada y elocuente: “Es un ballet violento sobre amistad, imaginación y la lucha de un hombre para destruir a cualquiera en su camino”.

La propuesta jugable de My Friend Pedro es llamativa: en esencia es un juego de disparos en 2D con cierto componente plataformero. Sin embargo, DeadToast incluye interesantes variables, como apuntar en dos direcciones y la activación del ‘tiempo bala’.

Después de una corta introducción, en la que aprendemos cómo jugar, entramos en acción y debemos aplicar lo aprendido para derrotar a los enemigos. Acá destaco la variedad de situaciones que afrontamos, ya que difícilmente encontraremos tiroteos similares.

Lo interesante es que hay libertad para poder abordar una misión, y para ello podemos usar elementos del escenario para atacar (incluso miembros desmembrados de los enemigos). Entre ellos, destaco las sartenes, que permiten hacer rebotar las balas: todo un “ballet violento”, como dicen los desarrolladores.

El apuntado doble parece complicado, pero una vez aprendido, sirve de mucho: una pistola apunta automáticamente hacia adelante mientras que con la segunda podemos dirigir un disparo de precisión con el control análogo.

Ralentizar el tiempo es una mecánica básica no solo para poder superar los tiroteos, sino especialmente para conseguir un mejor puntaje en las misiones. Otro comando útil es el de esquiva, que permite evitar los balazos enemigos. Todo esto se traduce en vistosas coreografías que inevitablemente nos traen a la mente los filmes de acción hongkoneses o, más recientemente, la trilogía de John Wick.

Pese a tener una duración bastante justa (entre 4 a 5 horas), creo que My Friend Pedro invita a rejugarse debido a los mencionados puntajes de misión. Buscar mejorar nuestros registros es una tentación que nos mantendrá enganchados.

Lo malo

Me gusta la propuesta jugable de My Friend Pedro, ya lo expuse en la sección anterior. No obstante, creo que la sensación no es 100 % satisfactoria debido a las asistencias que tenemos, como la excelsa puntería del protagonista y las ventajas que otorgan tanto el tiempo bala y el esquive.

Sin ir muy lejos, Katana ZERO, otro título apadrinado por Devolver Digital, tiene una jugabilidad más aterrizada, dejando en claro que derrotamos a los enemigos gracias a nuestra habilidad y no por asistencias que solo sirven para hacer más vistoso el videojuego.

La historia del juego es flojísima, absurda, un mero pretexto para dejar rodar la violencia. Y el cierre, sin desgranar nada, es incongruente. Acá sí creo que está en deuda DeadToast, ya que se siente que toda la parafernalia sanguinolenta no tiene origen ni razón de ser.

Acá me permito mencionar las (afortunadamente pocas) misiones que se juegan dentro del cerebro de Pedro -¿ya ven a lo que me refería en el párrafo anterior?- que, si bien buscan darle variedad a la campaña, en mi opinión terminan complotando contra la estética y la propuesta general del producto.

Los enfrentamientos contra los bosses son poco inspirados y no demasiado retadores. De hecho, la dificultad general es baja, por lo que recomiendo jugar en Hard para sentir un mayor desafío.

La música está mal elegida. No es mala, no me malinterpreten, pero creo que no se condice con la acción y violencia en pantalla. Tal vez se buscó un contraste, pero la ecuación no terminó de cuadrar.

A nivel gráfico y técnico, My Friend Pedro no destaca. El modelado de personajes es básico y las animaciones no son del todo fluidas. También sentí bajones en la tasa de frames en varios momentos: pensé que esto era porque estaba jugando en Nintendo Switch, pero me han dicho que la versión de PC también se resiente por momentos.

Lo feo

Desierto. Nada que incluir en este apartado.

Conclusión: My Friend Pedro es una propuesta atractiva, un título que nos permite sentirnos dentro de un filme de acción hongkonés, y en el que podemos terminar enganchados por varias horas. Sin embargo, hay ciertos detalles que empañan la experiencia, como una jugabilidad asistida, una dificultad poco retadora y una historia anecdótica. No es un indispensable.





Source link

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Luis Advíncula hizo cambiar de opinión y política a Rayo Vallecano tras la Copa América | Deporte Total | Fútbol mundial

Paralización del Oleoducto norperuano genera pérdida de US$2 millones al día