in

Daniel Pesina: “La compañía tiene su historia de la creación de Mortal Kombat, pero es un poco diferente de la verdad”



Mortal Kombat es una de las sagas más relevantes de la actualidad. Su propio nacimiento marcó un antes y un después en la industria de los videojuegos, ya que su elevado nivel de violencia escandalizó a la sociedad norteamericana y llevó al Gobierno de EE.UU. a crear el ESRB, el sistema para clasificar el contenido de un producto que antes era visto como “solo para niños”.

Uno de los protagonistas del nacimiento de Mortal Kombat fue el actor y maestro de artes marciales Daniel Pesina (60), quien dio vida -vía captura de movimientos- a clásicos personajes como Johnny Cage, Sub-Zero, Reptile y al propio Scorpion, acaso el más reconocido de la franquicia hoy en día.

Sin embargo, según Pesina, su participación y la de los demás actores de la época -Ho-Sung Pak, Richard Divizio, Carlos Pesina y Elizabeth Malecki- fue más relevante y determinante en el desarrollo del primer Mortal Kombat de lo dice la historia ‘oficial’.

Sin duda, Pesina, quien está en Perú para participar en el Claro MasGamers Festival 2019, tiene mucho que decirnos.

¿Cómo así terminaste trabajando en el primer Mortal Kombat?, ¿cómo llegaste a Midway?
Cuando era pequeño, yo era un geek, leía comics, me encantaba ir al arcade a jugar y ver películas. Tenía un grupo de amigos, y uno de ellos era John Tobias. Unos años después de conocerlo, me habló y me dijo si podía ayudarle a vender la idea de Mortal Kombat a Midway, donde trabajaba. Grabó unos movimientos de nosotros y tenía unos dibujos, y se los llevó al dueño de Midway. El dueño dijo que quería conocer más del juego, y mandó a uno de los programadores a ver nuestras ideas. Esa persona era Ed Boon.

Así nació el vínculo.
Sí, pero ellos querían un juego un poco más grande. Tobias me dijo que Midway no iba a hacer el juego y que preferían agarrar las ideas y llevárselas a (Jean-Claude) Van Damme. Pero eso no prosperó y Tobias me volvió a llamar.

¿Cómo fue el desarrollo de Mortal Kombat?, ¿es cierto que mucho del lore del videojuego lo hicieron ustedes, los actores de captura de movimientos?
Sí. Mucho de la historia lo hicimos haciendo el juego. La gente no conoce que el “Get over here!” de Scorpion fue una idea de Richard Divizio (quien encarnó a Kano). Hoy, cuando escucho esa frase, me río, ya que están haciendo la voz de Kano, porque así lo creamos. Hay muchas cosas que salieron mientras grabábamos.

¿El nivel de violencia del juego también se gestó durante el desarrollo o ya tenían la idea desde el principio?
Esa fue una idea que John (Tobias) tenía desde el principio. Él quería incluso un juego en el que se vean los efectos de los golpes durante la pelea, con sangre en la cara y ropa rota. Quería hacerlo así, pero en ese tiempo no había la tecnología para hacerlo. Era un juego para la gente que iba al arcade, adolescentes, no para niños.

¿Quién tuvo la idea de los fatalities?
La idea del fatality fue también de John. Siempre me decía “necesitamos un movimiento final”. De ahí salió lo de “finish him/her”. Así se creó la idea del fatality. Sobre los movimientos en sí, yo creé el fatality de Sonya, el de Kitana, el de Mileena, los de Johnny Cage. Y ayudé a otros a crear sus movimientos.

¿Se imaginaron el éxito que iba a tener Mortal Kombat?
No, nunca. De hecho, cuando empecé a hacer el juego, me dijeron (los dueños de Midway) que iban a lanzar solamente 200 cabinets (máquinas arcade).

¿En todo el mundo?
Sí, en todo el mundo. Y yo les dije “vamos a hacer 201, porque uno va a ir para mí”. Y ellos se rieron.

¿Con Mortal Kombat II se cambió la manera de trabajar?
Sí, porque ya teníamos plata (risas). En el primer juego no había plata. El disfraz de Johnny Cage era de mi casa. Muchos dicen que era una copia de Jean-Claude Van Damme, pero era como nos vestíamos en ese tiempo. Yo sé que la compañía tiene su historia de la creación de Mortal Kombat, pero es un poquito diferente de la verdad.

Hay algo que siempre me ha intrigado. ¿Qué dice Raiden cuando hace el Flying Thunder God?
(Risas) Esta es una buena historia. Cuando estábamos haciendo la captura, pusimos un altillo para ayudarnos a hacer los movimientos. Para el Flying Thunder God, yo le dije a Carlos (Pesina, quien encarnó a Raiden) que se eche en el altillo como si estuviera volando. Me dijo “Ok, lo puedo hacer” y se subió. Pero cuando se subió, se resbaló y se chancó las bo… Y gritó “Ayayaya”. Todos reímos, y se hizo un chiste repetir ese grito, que luego se incluyó en el juego. Muchos dicen que Raiden dice algo, pero no es así. Fue porque Carlos se golpeó sus bo… (risas).

¿Las ideas de los otros movimientos finales de Mortal Kombat II, los friendships y babalities, también nacieron durante las sesiones de captura de movimientos?
Cuando estamos grabando con Sonya (Elizabeth Malecki) yo le dije “mira quiero que me des un beso” (para el fatality Kiss of Death). Y luego ella me dijo “¿por qué tengo que hacer eso? Why can’t we be friends?”. Y todos reímos. Ahí nació la idea del friendship. En las sesiones también jugábamos diciéndonos “Don’t be a baby. No seas un bebé”, y así nació la idea del babality. Así salieron las cosas, mientras grabábamos.

¿Qué otras ideas nacieron así?
En el primer juego, teníamos muchas ideas, queríamos una modalidad tag team, en equipos. Queríamos personajes secretos y los X-Ray Moves. Yo inventé el primer brutality. Quería un brutality en el primer juego.

Varias de estas ideas se implementaron luego en la saga.
Sí, muchas. En el primer juego no lo hicimos porque no teníamos la tecnología para hacerlo. Ellos (Midway) no tenían confianza en que (Mortal Kombat) iba a ser tan grande como fue. Los jefes de Midway, el propio Ed (Boon), no tenían confianza en que íbamos a hacer un gran juego.

¿Qué opinas de la película de Mortal Kombat que se estrenó en 1995?
Yo me junté con el productor cuando compró los derechos de la película. Creí que me iba a escuchar. Yo quería que la película sea más oscura, porque matan a gente (en el videojuego). Pero yo creo que ellos tenían otra idea. La compraron para hacer plata, y para hacer plata van a tener que tener chicos viendo la película, y así lo hicieron. No lo hicieron como lo creamos. Yo creo que era mejor si lo hacían más oscuro.

Saliste de Midway después de Mortal Kombat II. ¿Te hubiera gustado continuar en la compañía?, ¿te imaginas vinculado al proyecto hasta ahora?
Yo creo que hubiera estado por unos juegos más, creo que sí. Es difícil, porque cuando hice el juego me dijeron que serían solo 200 cabinets y al final fueron 10 mil. Les dije “vas a sacar más juegos”, y me dijeron “no te preocupes, te vamos a dar un bono, porque son tus ideas”. Luego, cuando Mortal Kombat salió en consolas domésticas, también les dije “mira, no me dijiste eso”, y me volvieron a decir “no te preocupes, vamos a darte un bono”. Y cuando salió la película, les pedí mi dinero porque ellos me prometieron, pero el dueño me dijo: “¿lo tienes escrito?, ¿dónde está el contrato?”. Por eso no estoy bien con alguna gente de Midway. Es muy triste, porque yo creé a Scorpion, y ahora es la cara de Mortal Kombat.

Aparte de tus giras, ¿sigues vinculado de alguna forma con la industria de los videojuegos?
Hay unas personas que quieren hacer un juego. La cosa es que si voy a hacer un juego no quiero hacerlo como Mortal Kombat. Yo tenía ideas para el Mortal Kombat 3 que nunca amanecieron, y creo que si hacemos un juego de pelea hay unas buenas ideas para hacerlo diferente. No puede ser una copia de Mortal Kombat. Si me da la chance esta compañía, creo que podemos salir con algo que es diferente y que les va a encantar a las personas que les gusta los juegos de pelea.

Donald Trump ha generado polémica en las últimas semanas por cuestionar a los videojuegos violentos y hasta los ha vinculado con los tiroteos en Estados Unidos. ¿Cuál es tu análisis?
Los políticos han hecho este sistema en el que la gente tiene que trabajar en tres o cuatro lugares para ganar dinero. No hay nadie en la casa para ayudar con los niños. ¿Y luego le van a echar la culpa a las familias de que no enseñan a sus hijos? No le dan chances a enseñar a los hijos. Ahora los ricos, muchos de los ricos, tienen esclavos y lo están haciendo así. ¿Cómo va a criar a un niño si papá y mamá están trabajando en dos o tres lugares, setenta a ochenta horas por semana? No hay forma.





Source link

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Martín Vizcarra respaldó la decisión del Poder Judicial sobre PPK

Tipo de cambio se reportó sin variaciones luego del pronunciamiento de EE.UU. y China