in

El niño que sobrevivió, la columna de Eduardo Dargent



Matar a ese monstruo cuya ideología impedía cualquier conciliación era lo que tendría que haber pasado. Y no pasó. El teniente Shogun decidió que el niño senderista viva



Source link

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Ventas de Mini PC de Intel crecen 77% en el primer semestre

John Bolton: qué significa para América Latina (y en particular Venezuela) la salida del asesor de seguridad nacional de Trump | Mundo | EEUU