in

Titanfall 2, ¿el mejor FPS de la generación?


Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Titanfall 2 llegó en un pésimo momento. Su fecha de lanzamiento -28 de octubre de 2016- no pudo ser peor elegida, casi a la par de auténticos pesos pesados como Call of Duty: Infinite Warfare y Battlefield 1 (sí, la misma EA boicoteó a una de sus sagas).

Los amantes de los FPS tenían que elegir entre uno de estos tres títulos, y la ecuación no favorecía a Titanfall 2. Infinite Warfare era el nuevo Call of Duty, y la saga de Activision tiene una comunidad fiel y constante; mientras que Battlefield 1 era el gran regreso de la saga de EA a los conflictos bélicos históricos (en este caso la Primera Guerra Mundial).

En cambio, Titanfall 2 era una moneda al aire. Debido a que su primera entrega fue exclusiva de Xbox One, muchos no tenían referencias sólidas como para apostar por este título. Además, había el temor de llegar a esta secuela sin el background argumental que permita entender su campaña (pese a que la primera entrega no tenía un Modo Historia propiamente dicho).

Todo jugó en contra de la gente de Respawn Entertainment, y su juego no tuvo la recepción merecida. Esto pese a que la prensa especializada resaltó el producto y lo encumbró como uno de los mejores videojuegos de aquel 2016.

Titanfall 2 se convirtió así en una de mis deudas pendientes.

Lo quería jugar, pero siempre aparecía algún lanzamiento o -lo más usual- estaba sin dinero, y lo que terminaba postergando. Sin embargo, en diciembre, Titanfall 2 llegó como parte de los ‘prestaditos’ de PlayStation Plus. Esto fue una llamada de atención.

Tras pasar el magnífico Final Fantasy VII, me enfoqué completamente en Titanfall 2. Cambié radicalmente de género, pero mis impresiones no pueden ser más positivas: Respawn Entertainment nos ha entregado uno de los FPS más solventes y satisfactorios de los últimos años.

La campaña es sencilla, sin tanto alarde, y nos pone rápidamente en situación: la humanidad está dividida en dos grandes bandos, la Milicia y la IMC (Interstellar Manufacturing Corporation). Estos últimos buscan explotar los recursos de las zonas ocupadas por la Milicia, pero estos no lo van a permitir. Y así se desata el conflicto.

Por cuestiones convenientes para el argumento, nuestro protagonista, el fusilero Jack Cooper, asciende rápidamente a piloto y se vincula con el titán BT-7274, quien se convierte en nuestro compañero de aventuras.

No pretendo destripar la historia, pero sí me permito destacar la relación que tiene el protagonista con su mecha, que puede pecar de superficial y apresurada, pero es efectiva. Uno de los puntos a favor es la inclusión de jocosos diálogos entre ambos personajes, lo cual enfatiza su vínculo y da momentos de distención durante la campaña.

Esto es muy necesario, ya que la campaña es realmente intensa, con pocos momentos de pausa. Las acciones se intercalan entre segmentos controlando a Cooper y segmentos a bordo del titán, todo bien hilvanando, pero siempre con la premisa del inicio: todo ocurre con una casualidad muy conveniente para la trama.

A nivel jugable, Titanfall 2 es sólido. No solo tenemos un control de personaje magnífico, con dobles saltos, deslizamientos y caminatas por las paredes; sino que el apuntado y el manejo de las armas es satisfactorio. Se nota que detrás del juego están los padres del magnífico Modern Warfare.

Al tomar las riendas del titán, la jugabilidad cambia, pero las sensaciones son igual de positivas. Se siente que estamos dentro de un auténtico mastodonte de acero. Los movimientos del mecha son más lentos, pero su variedad de ataques y su poder destructivo compensan todo.

Lo expuesto se aplica tanto en la campaña como en el modo multijugador, que tiene muchas opciones y un amplio abanico de alternativas de personalización. Y todo funcionando con mucha estabilidad. Lo bueno es que aún hoy, cuatro años después de su lanzamiento, hay una comunidad activa que permite disfrutar buenas partidas online (aunque esto también se debe a que el juego llegó a Plus en diciembre).

No todo es perfecto, y podría achacarse a Titanfall 2 varias falencias, como que el nivel de dificultad es demasiado bajo (lo pasé en Hard y casi ni morí), sin mencionar que la campaña apenas dura seis horas. Otro punto negativo es su apartado gráfico, que con el paso de los años ya da signos de obsolescencia. Y su banda sonora es todo menos memorable.

Pese a ello, en la ecuación final, Titanfall 2 sale muy bien parado. Me ha dejado una gratísima sensación y, desde ya, tengo muchas ganas de que EA -dueña de la franquicia- apueste por una tercera entrega en un futuro próximo.

Cierro con la interrogante que da título a este post: ¿es Titanfall 2 el mejor FPS de la generación? Difícil respuesta. No tengo un favorito, pero sí varios candidatos, como DOOM, Wolfenstein: The New Order, Battlefield 1, Metro Exodus, Call of Duty: Modern Warfare, y definitivamente Titanfall 2 merece estar en esta terna.

Tal vez la respuesta la tenga cuando termine la generación, ya que aún quedan por estrenarse grandes promesas del género, como DOOM Eternal y Cyberpunk 2077.

¿Qué opinan de Titanfall 2?, ¿también lo consideran entre los mejores FPS de la actual generación?





Source link

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Universitario de Deportes | José Carvallo: «Para mí hubo un penal claro contra Jonathan Dos Santos que Loustau no cobró» | Copa Libertadores

Real Madrid – Barcelona | Madrid planea pagar una fortuna por la cláusula de rescisión de Lautaro Martínez | Fichajes 2020